domingo, 27 de enero de 2013

Los espíritus de los muertos no hablan

Marcos 5:41,42


“Al instante la niña se levantó y comenzó a caminar, pues tenía doce años. Y al momento se quedaron completamente atónitos. Entonces les dio órdenes estrictas de que nadie se enterara de esto; y dijo que le dieran de comer a la niña”. 

Nada se sabe de cómo un muerto resucita; si va al cielo vivo viene recordando todo (2Co.12:4), pero si va muerto nada recuerda de lo que vio en gloria; por lo menos no dice nada. Ejemplo, Lázaro el hermano de Marta y María que no dijo nada; y Eutico que se cayó de una ventana y se mató y no dio ningún testimonio; y la hija de la viuda de Naín que se reunió con su madre y tampoco testificó de algo que viera en el otro mundo, en el paraíso donde están los niños; y los otros que sanó Jesús.

Y Jesús tampoco habló algo de dónde andaba su espíritu esos tres días en la sepultura.  Y no cite 2Pe.3:19 porque hay una interpretación mejor. Los espíritus de los muertos no hablan, y eso que se les aparece a la gente y le cuentan cosas, como fantasmas, no son más que eso, mentirillas para niños. Tampoco cite el fantasma de Samuel en casa de la bruja en Endor (1Sa.28:12).