Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016

Si no te quieres caer agárrate como dice Pablo

1CORINTIOS 10:6-14 “Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, según está escrito: Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a jugar.  Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil.  Ni tentemos al Señor, como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes. Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor. Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. Por tanto, amados míos, huid de la idolatría”.
Este tex…

La extraña providencia de Dios

GENESIS  48:8-20

Aquí donde estuve preso y a punto de cometer adulterio

GENESIS 48:9 “Y José respondió a su padre: Son mis hijos, los que Dios me ha dado aquí”.
Son los hijos dados por Dios y tenía razón porque nuestros hijos son un don de Dios; quiso decirle, como padre orgulloso de sus dos hijos “míralos padre mío ¿no son bellos?”, y después le pediría a Efraín y Manasés que le dieran un beso al abuelo. Y el viejo no sacó del bolsillo una moneda para cada uno sino una espléndida bendición.

Las baratijas religiosas desaparecerán

GENESIS 35:4 “Entregaron, pues, a Jacob todos los dioses extranjeros que tenían en su poder y los pendientes que tenían en sus orejas; y Jacob los escondió debajo de la encina que había junto a Siquem”.  
Figuras de dioses, amuletos y talismanes, objetos extraños para superstición (31:19) que les colgaban de las orejas. Posiblemente no tendrían mucho valor y fueron rotos en pedazos y después sepultados. Si hubieran sido de oro o plata podrían haberse derretido y convertido en dinero (Ver Jos.3:5). Esto es una conversión. Tendría que saber que a su familia se le estaban pegando las costumbres de las naciones, especialmente por el contacto con los cananitas y los de Siquen. Uno debe estar atento a la vida religiosa de la familia y sus atrasos y adelantos y de vez en cuando hay que ordenar un registro y regresar a la antigua pureza poco a poco perdida. Tal vez hay que regresar hasta donde se perdió el “primer amor” y rescatarlo para un presente frio o tibio, casi sin ternuras existentes.

Revise su concepto de lo que es ser un hombre o una mujer

1 CORINTIOS 3:1-4  “De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. Os di a beber leche y no vianda, porque aún no erais capaces ni sois capaces todavía, porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres? Porque diciendo el uno; Yo ciertamente soy de Pablo; y  el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales?”.
Con este capítulo entramos en un área mucho más práctica. El apóstol no habla de dos tipos de cristianos, uno carnal y otro espiritual, sino de un mismo cristiano. Un cristiano detenido y que no progresa, no avanza. Un cristiano criticón y protestón, inconforme con los demás menos consigo mismo. ¡Oh cuánto hemos enseñado en esta iglesia! ¿Estaremos viviendo lo que hemos aprendido? ¿Nos hará falta aprender algo más? ¿Le hará falta a alguien conocer tanto como un apóstol si vive como un Judas? ¿Para qué sirven los estudios de la Biblia, los que…

Cortarse una parte de la mente y la mitad del corazón

ROMANOS 13:11-14 “Y haced esto conociendo el tiempo, que ya es hora de despertaros del sueño; porque ahora la salvación está más cercana de nosotros que cuando creímos.  La noche está muy avanzada, y el día está cerca. Despojémonos, pues, de las obras de las tinieblas y vistámonos con las armas de la luz. Andemos decentemente, como de día; no con glotonerías y borracheras, ni en pecados sexuales y desenfrenos, ni en peleas y envidia. Más bien, vestíos del Señor Jesucristo, y no hagáis provisión para satisfacer los malos deseos de la carne”.

Este texto es para prepararse para la segunda venida de Cristo. Nota primero a quiénes tiene en mente el apóstol. Se dirige especialmente a los que no están bien preparados y están como dormidos, atrasados en la santificación espiritual. A los que han sido “llamados a ser santos” (1:7), pero no han terminado de desempolvarse del mundo, no están bien lavados y retienen prácticas mundanas, están en la fe pero no están luchando como deben para santifica…