lunes, 27 de junio de 2016

Que te den por muerto

ROMANOS 6:3,4
“¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva”.

Aquí no habla del bautismo del Espíritu sino el de agua y la idea de una sepultura sugiere el bautismo por inmersión, sin yo querer ser contencioso. Pero siguiéndole los pasos a esa idea el que toma el bautismo está queriendo decirle a la iglesia, porque el uso del plural parece indicar que se hizo en presencia de ella y por ende al mismo tiempo que en la presencia de Dios, es como si se hiciera un compromiso o se jurara morir al pecado, no responder a sus llamados y solicitudes y desatar todo yugo con el mundo, la carne y el diablo. Es un divorcio total y un alejamiento para vivir en otra parte y casarse de nuevo pero con Dios y con la iglesia. Es mucho más hermoso pensar en el bautismo como una réplica del acontecimiento. El apóstol ha escrito en 1:4 “que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos”, menciona al Espíritu de Santidad, o sea que al poder de Dios le llama poder de gloria que se conforma mejor que su deseo que ellos anden en una vida gloriosa, no sólo nueva sino que destelle la luz de la gloria de Dios en su rostro, un personaje nuevo, hecho en el cielo, que desafía al mundo mostrando en su rito lo que demostrará desde entonces que es una persona superior, distinta, y celestial. Le dice a sus antiguos compañeros, “denme por muerto para practicar el pecado, he cambiado, sean como yo si quieren, pero yo no volveré a ser lo que todavía ustedes son”.

viernes, 17 de junio de 2016

No te preocupes que del juicio de Dios nadie escapa ileso


ROMANOS 2:2,3
"Y sabemos que el juicio de Dios justamente cae sobre los que practican tales cosas". 

Es decir: se lo merecen; “¿y piensas esto, oh hombre, tú que condenas a los que practican tales cosas y haces lo mismo, que escaparás al juicio de Dios?". Por supuesto que no, no se hagan ilusiones que “Dios no puede ser burlado y todo lo que el hombre siembre eso segará” (Ga.6:7,8). Dios tiene muchas flechas en su aljaba, es decir incontables medios para cobrarles las cuentas a los pecadores; digamos: naturales, sismos, volcanes, huracanes, maremotos, rayos. Truena el rey de gloria y Sodoma y Gomorra son ajusticiadas de modo excepcional, y dicen que sumergidas se hallan en el fondo de Mar Muerto, el de más alto índice de alcalinidad del mundo. Se han hallado vestigios de radiactividad en su cercanía. Epidemias, nuevas enfermedades incurables y humillantes (Hch.12:21-23). Conflictos, guerras, rumores de guerra, intrigas y asesinatos políticos, ideologías violentas, etc. Como Dios hizo que los enemigos de su pueblo se destruyeran entre ellos mismo haciendo que  cada cual asesinara a su aliado, un partido político contra el otro, un grupo étnico contra el otro, los pobres contra los ricos, hombres contra mujeres e hijos contra sus padres (1Sa.14:20), y además por manos de gente mala castigar la impiedad e inmoralidad de los inicuos. Usa a Babilonia, enemiga de él para exterminar a Israel como nación, pero después se encargaría de pasarle la cuenta a esa superpotencia por el abuso y los crímenes cometidos (Jer.25:9,10). No te preocupes que del juicio del cielo ningún malvado escapa, si no es derrotado de un modo queda fuera de combate del otro (Jos.10:11).

viernes, 10 de junio de 2016

Somos cristianos primero y ministros después


HECHOS 20:28-31
Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno”.

Este discurso a los ministros de Éfeso y Mileto es sumamente importante para nosotros los predicadores del evangelio; el apóstol los citó a ellos aparte porque tenía cosas que decirles en privado y concerniente a ellos mismos y a las iglesias que atendían.  Como si les regalara a cada uno un manual de consejos pastorales. Tiene muchos ángulos desde donde mirarlo, quiero decir, desde donde explorar su contenido.
La primera observación que me impresiona es la manera en que lo expresó, les habló a ministros recordándoles lo que ellos eran, profetizando lo que ocurría a las iglesias en relación con la desgracia de algunos; pero les expresó su mensaje teniéndolos como cristianos. Si lees con atención lo que predicó verás que mientras el apóstol les hablaba pensaba que tenía en frente de él a santos, una parte de las iglesias, miembros de ellas, almas. ¿Pudieras aplicar las palabras del v.26 a un ministro solamente? "Os protesto en el día de hoy que estoy limpio de la sangre de todos". Eso tiene que ver con la salvación de ellos, tanto como la de la iglesia. Es cierto que ellos eran convertidos de su predicación, que fue quien les habló de Cristo y por eso les habla como un pastor lo hace a sus ovejas. Pero teniendo en cuenta eso, ¿por qué hay tan pocos consejos ministeriales en el discurso? No hay instrucciones homiléticas, ni específicas orientaciones éticas pastorales como hace en Timoteo y Tito. No, está hablándoles como a cristianos.

Por un lado se halla su convicción en la predicción que algunos abandonarán sus enseñanzas y por el otro el efecto que eso tendría sobre la salvación de ellos. Pablo se nota melancólico por lo que ha de ocurrir con las iglesias una vez que él estuviese con el Señor, pero más por lo que ha de pasar con sus hijos y compañeros del ministerio, porque teme por la salvación de ellos. (¡y si supiera cómo están las cosas ahora!). Si analizas verás que la apostasía que vislumbra tendrá, según sabe, el  abandono de Cristo. Cuando menciona que predicó todas las doctrinas cristianas (v.27),  toda la voluntad de Dios para salvación en Cristo, toda la Escritura, (eso haré yo si Dios lo quiere) (¡y lo hice!), está queriendo decir: "Ustedes  las saben, predíquenlas", y esto inmediatamente que habló sobre la sangre de ellos, la salvación; me hace pensar que las cosas perversas que ellos hablarían, no encerradas en el consejo de Dios para la salvación, los conduciría no solamente afuera de lo que llamamos ortodoxia sino del cristianismo, de la salvación. En sus palabras del v.32, hablando de la palabra que puede sobreedificaros, ¿no notas que se dirige a ellos como simples santos? Les menciona el cultivo de la vida espiritual, la sobre-edificación en la salvación. Se saca en limpio que las herejías apartan de la salvación al que las cree y que estas se producen por la misma razón que se comete cualquier otro pecado, por la  declinación de la vida cristiana. Nuestros pecados nos apartan del Señor primero y luego de sus enseñanzas. Específicamente en el v.28 les exhorta a que cuiden sus vidas espirituales, que miren por ellos mismos primero y luego por el rebaño. Oh Señor, edifícanos, ayúdanos a cuidar nuestras almas como quienes han de dar cuenta por ella; que nunca nos preocupe tanto por servir las de otro y abandone la propia. Que  olvidemos que somos cristianos primero y ministros después.

viernes, 3 de junio de 2016

Le gusta que le besen la mano y lo reciban como a Cristo


HECHOS 12:20-23         
Y Herodes estaba enojado contra los de Tiro y de Sidón; pero ellos vinieron de acuerdo ante él, y sobornado Blasto, que era camarero mayor del rey, pedían paz, porque su territorio era abastecido por el del rey. Y un día señalado, Herodes, vestido de ropas reales, se sentó en el tribunal y les arengó. Y el pueblo aclamaba gritando: ¡Voz de Dios, y no de hombre!  Al momento un ángel del Señor le hirió, por cuanto no dio la gloria a Dios; y expiró comido de gusanos”.
  
No dar la gloria a Dios es un pecado mucho mayor que ordenar un homicidio (v.19). Herodes, por ordenar la cruel muerte de los guardas inocentes no parece haber recibido algún castigo divino en esta vida, pero sin embargo por aceptar las aclamaciones de un dios por sus aduladores fue condenado a expirar del modo más horrible y vergonzoso posible, comido por lombrices que se acumulaban en su estómago y le producían terribles dolores (según el relato de Josefo). Desde tiempo inmemorial esto es lo que más complace al hombre: ser tenido como un dios y que se le llame "divino”; los césares hicieron uso de esa arrogancia y la historia recoge inscripciones tales como “el divino Tito”, “el divino Vespasiano”. A Roma le encantaba eso, lo mismo que a Grecia, sin dejar atrás a los babilonios, los persas, los egipcios y el mundo entero. El culto a la personalidad humana está entretejido con la historia misma de la raza humana;  convertir a sus héroes en dioses o semidioses y pedir para ellos sacrificios de animales y vítores como estos que leemos que los Tirios y Sidonios le gritaban a Herodes: “Voz de Dios y no de hombres”. Desde épocas inmemoriales los descendientes de Sem, por sangre o por fe, siempre se han negado a rendir culto a otra deidad que se llame señor en el cielo o en la tierra, que no sea a Jehová, el Dios de los hebreos. Sadrac, Mesac, Abed-nego, Daniel y los cristianos de los primeros siglos dijeron que no a la idolatría y prefirieron ser martirizados a nombrar como “Señor” a un hombre de carne y hueso. El único Señor de los cristianos es Jesús de Nazaret; y esto porque creen que en él habita corporalmente la plenitud de la deidad y como se dijo en el concilio de Nicea, es “Dios de verdadero Dios”. Los apóstoles rehuían más que a la misma muerte las intenciones del populacho ignorante, para adorarlos. No obstante, no actúa igual el Papa romano cuando permite que le besen la mano, que se postren ante él y que lo reciban aquí y allá como al mismo Cristo y en lugar del Espíritu Santo en la tierra.

miércoles, 1 de junio de 2016

Apóstol Pedro, tu cuerpo en su sepultura ha de dar mal olor

-->
HECHOS 10:25,26
“Cuando Pedro entró, salió Cornelio a recibirle, y postrándose a sus pies, adoró. mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre”. “Ponte de pie, yo también soy hombre”. Por favor, prelados católicos, señor Papa, oigan lo que dijo Pedro. Católicos, no beséis su mano, no os postréis a sus pies. Es hombre, es hombre y como el padre Zósima, cuando muera ha de heder (uno de los personajes de Los Hermanos Karamasov, si mal no recuerdo). Tu cadáver distinguido apóstol Pedro, tu cuerpo en su sepultura ha de dar mal olor. Seguro.

                                 Siempre ser fieles y ortodoxos en doctrina
HECHOS :28,29
"Vosotros sabéis cuán ilícito es para un judío asociarse con un extranjero o visitarlo, pero Dios me ha mostrado que a ningún hombre debo llamar impuro o inmundo". 

Estas palabras las dice por sí mismo porque es una fresca experiencia en su vida, acababa de aprender a mirar a todos los hombres como iguales ante Dios, que el Jesús que conoció era para los gentiles también.  Dios le está abriendo la puerta de su judaísmo a los gentiles (v.15). Sin embargo unos años después el calor divino de esta revelación parece haber rescindido por la fuerza de la costumbre y el temor a los hombres, y el gran apóstol Pedro no llevaba hasta sus últimas consecuencias lo que había aprendido en este día tan especial (Ga.2:11-14). Las vidas de todos nosotros están llenas de inconsecuencias. Eso lo haría muy comprensivo con las fallas ajenas y un consejero óptimo. Necesitamos de la gracia perseverante para siempre ser fieles y ortodoxos en doctrina. Si no somos asistidos por Dios nuestro carácter se resquebraja.