Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

Imagínate tu resurrección

Ezequiel 37.1-14 “La mano de Jehová vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu de Jehová, y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos. Y me hizo pasar cerca de ellos por todo en derredor; y he aquí que eran muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera. Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes. Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de Jehová. Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis. Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy Jehová. Profeticé, pues, como me fue mandado; y hubo un ruido mientras yo profetizaba, y he aquí un temblor; y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso. Y miré, y he aquí tendones sobre ellos, y la carne subió, y la piel cubrió por encima de ellos; pero no había en el…

No es alzar la mano o venir junto al predicador

Hechos 8:34,37 “Y Felipe dijo: Si crees con todo tu corazón, puedes. Respondió él y dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios”.
¿De quién hablaba el profeta, de algún otro? Sí, de Cristo. El eunuco no oyó que Felipe le dijera que él debía bautizarse pero escuchó que todos los que creían en Cristo eran bautizados y que recientemente en Samaria y en Jerusalén millares habían sido bautizados. El bautismo era la señal de aceptación de Cristo; si realmente había creído lo que escuchó la decisión por Cristo era el bautismo, no alzar la mano o pasar junto al predicador, sino pedir que se le administre el bautismo. El bautismo siempre formaba parte de la explicación bíblica, de la descripción de quien era Cristo y sobre todo cuando se exhortaba a las personas para que lo recibieran como salvador; si ahí no empezaba la salvación sí empezaba la militancia en la iglesia, la profesión cristiana; era la señal de dedicación a Dios por medio de Cristo, la renuncia pública a la vieja vida, la señal…

Elección de un líder por su cara y su tamaño

1Samuel 9: 2 “Y tenía él un hijo que se llamaba Saúl, joven y hermoso. Entre los hijos de Israel no había otro más hermoso que él; de hombros arriba sobrepasaba a cualquiera del pueblo”.

 “Joven y hermoso”, LBLA dice “favorecido y hermoso”, e hijo de un hombre rico e influyente y por el físico más alto que ellos, casi un gigante. Eso era por fuera no por dentro que no era hermoso sino apóstata, celoso y desobediente. Israel busca un liderazgo por lo que se ve no por lo que no se ve, ponía la vista en las cosas de los hombres no en las de Dios. Nunca hubieran elegido a un apóstol con apariencia corporal débil y la palabra menospreciable, de buena gana toleráis si alguno os esclaviza,  si alguno os devora,  si alguno toma lo vuestro,  si alguno se enaltece,  si alguno os da de bofetadas (2 Co. 12: 10).  Un joven sustituto para el viejo Samuel, un “grandote” para un profeta de mediana estatura, un hombre hermoso antes que uno feo. Como si fueran a usarlo para hacer anuncios comerciales en …

Asunto sobre bostezos y suspiros

Salmo 119:131 No dice: “mi boca abrí y bostecé” sino “mi boca abrí y suspiré porque deseaba tus mandamientos”.¿Suspiras por el retorno de épocas de oro que la iglesia ha vivido, por la vuelta de aquellos viejos tiempos y viejos profetas, que aun después de muertos sus huesos continuaban teniendo más vida que muchos vivos,por un buen sermón, que esté basado íntegramente en la Palabra de Dios, que sean los pensamientos del Espíritu Santo dejados en la Biblia? El alma que ama la palabra de Dios suspira cuando recuerda aquellos tiempos cuando en los cultos la Biblia era lo principal y no otras cosas que han importado para adornarlo, azucararlo o hacerlo más atractivo pero desabrido. El alma de quien ama los mandamientos divinos suspira cuando lee aquellos grandes sermones y aquellas grandes exposiciones del pasado, dice: “Oh Dios, envía hombres como Agustín, obispo de Hipona, hombres como Lutero, Calvino, Owen, Bunyan, Spurgeon, Wesley, Whitefield, que sean verdaderos maestros de la Palabr…

El hilo de la bancarrota de Demetrio y del Vaticano, conducen al púlpito de Pablo

Imagen
Hechos 19:23-26 “Compañeros, sabéis que nuestra prosperidad depende de este comercio”. 
No todos los que se oponen a los evangélicos tienen la misma razón para hacerlo; los que enfrentaron a Pablo no lo hicieron por los mismos motivos. Los judíos tenían sus razones y los paganos las suyas. Cuando el cristianismo enfrentó al paganismo, éste reaccionó de diversas maneras. Concretamente se le llama paganismo por la creencia y adoración de múltiples dioses a quienes representaban con figuras, muchas veces muy hermosas y elaboradas, de oro, plata y de piedras preciosas. Las cosas del cielo se presentaron bien para comerciar con ellas en la tierra. 
En Éfeso, cuando llegó el cristianismo allí, existía un amplio culto a la diosa Diana cuya imagen, habían inventado los poetas diciendo que la había enviado el dios de los dioses, Júpiter; y de cuyo templo se vendían prósperamente réplicas en miniaturas. El mensaje apostólico enfatizaba osadamente que no eran dioses los que se hacían con las manos …

La palabra pre-determinado tiene una hermana de sangre

Hechos 4:28 “Para hacer cuanto tu mano y tu consejo habían antes determinado que sucediera”. 
Esta es parte de la nota de 2:23, “si me permiten, esas palabras “plan predeterminado y el previo conocimiento de Dios” las hacemos personales. Todo en nuestras vidas para que obre para bien, tiene que estar planeado por Dios de antemano, y va hacia delante con solución o sin ella pero con su propósito o consentimiento”. La primera palabra importante es “cuanto” que en griego quiere decir “grande, mucho, largo”. Y si quiero ser personal vamos a la aplicación. Primero que todo para no ser infiel al Espíritu del texto tengo que señalar el contexto de salvación de ellas. Fueron dichas con referencia al propósito y plan redentor de Dios en Jesús. Y son el cofre mismo donde guardamos esas hermosas palabras que “todo obra para bien a los que aman a Dios”. Es decir, que el consuelo, la conformidad y la esperanza que traigan estas palabras están limitadas a “los herederos de la salvación”, a los hijos …

Menos tristes por la fe que por el dinero

Hebreos 13:5 “Sea vuestro carácter sin avaricia, contentos con lo que tenéis, porque El mismo ha dicho: Nunca te dejaré ni te desampararé”. 
 No es que corte cualquier iniciativa económica sino que se opone a la avaricia, hay quienes nunca están felices con lo que tienen. Tantas preocupaciones financieras que sufrimos porque nuestra fe es tan  ciega que no lee bien estas dos palabras y esos dos “no”; están en nuestra Biblia pero no en nuestros corazones, van en nuestro credo pero no las llevamos en el alma, cuando nuestra economía baja y tenemos que hacer ajustes financieros, se hacen sin fe, tristes y nerviosos como si toda la vida habríamos de permanecer en esa situación y procuramos por nuestra cuenta, con sacrificio, hasta de lo sagrado, balancear el presupuesto, no depender de Dios. Nos ponemos más tristes cuando tenemos menos dinero que cuando tenemos menos fe, menos celo, menos amor por la iglesia. Queremos hacer uso de la fe sólo para el perdón de nuestros pecados pero no para v…

Si puedes envía dinero y oraciones

3Juan 1.5,8 “Amado, fielmente te conduces cuando prestas algún servicio a los hermanos, especialmente a los desconocidos, los cuales han dado ante la iglesia testimonio de tu amor; y harás bien en encaminarlos como es digno de su servicio a Dios, para que continúen su viaje. Porque ellos salieron por amor del nombre de Él, sin aceptar nada de los gentiles. Nosotros, pues, debemos acoger a tales personas, para que cooperemos con la verdad”.
Es un elogio a la hospitalidad. Apoyar financieramente la obra misionera; ayudar la obra local y los desconocidos. Si no podemos salir a otras partes del mundo a predicar tenemos dos opciones para remediar la limitación: enviar en nuestro lugar nuestro dinero y nuestras oraciones “pero os ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayudéis orando por mí a Dios” (Ro. 15: 30); así cooperamos con la verdad y venimos a ser “colaboradores” de esos heraldos que asumen la responsabilidad de la “Gran Comisión” “Porque noso…

Así nació en la mente de Dios la mayor parte del NT

HECHOS 28:23-31 “Y habiéndole fijado un día, vinieron en gran número adonde él posaba, y desde la mañana hasta la tarde les explicaba testificando fielmente sobre el reino de Dios, y procurando persuadirlos acerca de Jesús, tanto por la ley de Moisés como por los profetas. Algunos eran persuadidos con lo que se decía, pero otros no creían. Y al no estar de acuerdo entre sí, comenzaron a marcharse después de que Pablo dijo una última palabra: Bien habló el Espíritu Santo a vuestros padres por medio de Isaías el profeta, diciendo: Ve a este pueblo y di: "Al oír oiréis, y no entenderéis; y viendo veréis, y no percibiréis; porque el corazón de este pueblo se ha vuelto insensible, y con dificultad oyen con sus oídos; y sus ojos han cerrado;  no sea que vean con los ojos, y oigan con los oídos, y entiendan con el corazón, y se conviertan, y yo los sane." Sabed, por tanto, que esta salvación de Dios ha sido enviada a los gentiles. Ellos sí oirán. Y cuando hubo dicho esto, los judíos…

Pablo nunca escribió estas dos palabras, éxito y frustración

2Timoteo 4: 10
“…pues Demas me ha abandonado, habiendo amado este mundo presente, y se ha ido a Tesalónica; Crescente se fue a Galacia y Tito a Dalmacia”. 
¿Es éxito? ¿Se siente triunfador? Pablo no usa esas palabras para el final de su ministerio. Para él terminar con "gozo", es sin pecar, honrando su ministerio como se lo había propuesto; servir a Cristo, administrar los misterios de Dios. ¿Y tantas experiencias amargas no le hubieran frustrado? Parece que no. ¿Tantas apostasías, traiciones y oposiciones y azotes? No, esas "son marcas del Señor Jesucristo" (Ga. 6: 17). Esa palabra moderna "frustración" parece no existir en su época ni menos en su mente, es de origen humano y tiene que ver con las metas y la opinión de los hombres. Pero ¿podrá sentirse frustrado un hombre que tiene como meta a Cristo, ser mejor cristiano y no la popularidad, las ganancias? (Flp. 3: 12-14; 2 Co. 4:7-10). ¡Imposible Señor! Esas cosas hoy las sentimos y las miramos así porque…

Es mejor que no haga señales y estudie teología

Juan 10:41
“Y muchos vinieron a Él y decían: Aunque Juan no hizo ninguna señal, sin embargo, todo lo que Juan dijo de éste era verdad”. 
Juan no hizo milagros pero tuvo una cristología correcta. Y lo que dijo Pedro, Santiago y Pablo también. La cristología de la iglesia es correcta. La de los gnósticos no. Si a la iglesia se le diera la capacidad de hacer continuos milagros, y contrario a lo que pasó con Juan el bautista, lo que dice de Jesús es incorrecto, o sea que tiene una cristología equivocada, una doctrina porosa, con el transcurso del tiempo ella sucumbe. Los milagros extraordinarios, las señales del siglo venidero, ya no son necesarios para establecer la veracidad del cristianismo. Un cristianismo responsable tiene que tener una teología responsable, invicta ante los cambios filosóficos y sociales del mundo. De Juan el bautista se ha dicho que no se ha levantado un profeta como él, y eso lo testificó Jesús. Si ninguno de los antiguos profetas, con aquella visión del futuro y va…

Nos torturamos por gente que jamás será cristiana