sábado, 12 de enero de 2013

En Zoar no había armas automáticas



Génesis 13:8-13
Entonces Abram dijo a Lot: No haya ahora altercado entre nosotros dos, entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos. ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda. 10 Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová, como la tierra de Egipto en la dirección de Zoar, antes que destruyese Jehová a Sodoma y a Gomorra. 11 Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán; y se fue Lot hacia el oriente, y se apartaron el uno del otro. 12 Abram acampó en la tierra de Canaán, en tanto que Lot habitó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma. 13 Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera”.

Lot escogió lo mejor según su criterio económico, la irrigada llanura del Jordán, pero no habría de ser bendecido; se fue separando y alejando de su buen tío y de la bendición del Señor; enriqueciéndose por un lado y empobreciéndose por el otro, y no le importaba que yendo con su familia se fueran acercando a vivir entre personas que eran pecadoras "en gran manera". Dios no le dijo que se mudara allí con sus hijas para predicar el evangelio. No le envió como misionero a Sodoma, y su vida y su influencia fueron nulas y no ganó a nadie, aunque siempre andaba por la calle sin mirar a los lados y “caritriste”. Me temo que su mujer, que fue la única que miró hacia atrás cuando huían, haya sido una opinión determinante en aquellos movimientos.

Hay que escoger bien el lugar donde vivimos, adonde llevamos la familia, y con quienes se relacionarán los hijos mientras crecen y se educan, porque sepámoslo o no, querámoslo o no, la influencia sobre ellos no se puede evitar y que en parte los copien. Mucho lloraron los ojos de Lot viendo lo que veía pero para salirse de todo aquello necesitó la sobrenatural mano de Dios, y quien antes poseía mucho de tal manera que tuvo que poner su negocio sin asociación con el tío, terminó quedándole tan poco que cabía en una cuevita, y la cuenta bancaria casi en cero, dejando la gran ciudad por un pueblito muy pequeño, Zoar, que él mismo consideró que era su único refugio, donde se cometían mucho menos pecados, menos delincuencia, menos prostíbulos, menos alcohol, menos droga, menos pornografía y menos hogares mal formados donde los hijos no tenían armas automáticas  para ir a las escuelas o los cines y acribillar a gente inocente (19: 20, 30).


Nota
13:13
“Y los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra el Señor en gran manera”. La sodomía es un pecado en gran manera malo contra Jehová. Si es así ¿Cómo es que se puede “legalizar” esa unión? ¿Cómo aprobarla y bendecirla como casados en una iglesia? ¡Abominación! La tierra nos ha de vomitar (Lev. 18:28; 20:22).