miércoles, 9 de enero de 2013

Jesús les dijo que leyeran mejor la Biblia



Mateo 9: 13
"Id y aprended lo que significa: Misericordia quiero y  no sacrificio; porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento". 

El texto que cita es Oseas 6 pero omite la última porción referida al conocimiento de Dios. No se merecían ninguna explicación pero él se las dio, que leyeran mejor la Biblia; se las dio por decencia y porque les hacía falta leer mejor la Escritura, no en relación con las ceremonias y ni siquiera con mejor teología sino en relación con el prójimo y aprender cómo Dios salva a los pecadores y no los rechaza.

Mejor era que fueran más compasivos y recortaran en algo las ceremonias porque si los sacrificios valían algo sin amor al prójimo valían nada. Y la explicación que les dio para que se enteraran  por qué se reunía con los pecadores fue que los estaba evangelizando, no comiendo con ellos para pasar un buen rato sino exhortándolos para que dejaran sus pecados. No les estaba celebrando sus iniquidades sino diciéndoles que las abandonaran. No aparece ninguna palabra que nos indique cómo se los dijo sino cuál fue el fin de la reunión, el arrepentimiento de ellos aunque la palabra no aparece en algunas versiones como la Vulgata Latina, Etíope, Siríaca, etc.

Es que eso se daba por sentado en el ministerio de Jesús, que si se reunía con la gente y les predicaba era para llamarlos al arrepentimiento. Si hubieran estado leyendo mejor la Biblia, apropiándose mejor de su contenido en el corazón, la aplicarían a la compasión con los demás y los empujaría hacia el bienestar espiritual de ellos.