martes, 27 de mayo de 2014

Neginot y Seminit



Salmo 6.
“Neginot”; instrumento de cuerdas parecido al arpa. “Seminit” un instrumento de 8 cuerdas, parecido al arpa. Barnes piensa que se refiere a la octava musical y la voz baja. La palabra es femenina, quizás un cántico especialmente escrito para un coro de mujeres. Hay algo de femenino en el salmo. Es una especulación mía; pero David ha llorado tanto que le da vergüenza que Jedutún, el músico principal (Sal. 62:1), se lo dé al coro de hombres del tabernáculo. A mí me parece que David escribía los salmos para él mismo, para su uso personal, arroja en ellos mucha sensibilidad, fragilidad e intimidad para que se las dedicara a otros; “al músico principal” no lo escribió él sino quien descubrió su salmo. 

En el salmo 72:20 el coleccionista dice “aquí terminan las oraciones de David”. Eran oraciones, escritas y cantadas para Dios. ¿Tendría algún interés que supieran que inundaba de noche con llanto su cama? David era demasiado sensible para ser rey, estaría mejor como sacerdote que como jerarca, inapropiado para vivir dentro de un mundo político tan turbulento donde Dios lo puso. Sin embargo fue el mejor de todos los reyes, como Jesús, el que lloraba, el sensible, el predicador del Sermón de la Montaña. No es un gran líder lo que Dios quiere para dirigir su iglesia sino un gran creyente; el gran líder es Dios. Un hombre que ore mucho  en contra de las dificultades (vv. 7-10) y que pueda ser un tipo de su hijo Jesucristo.