viernes, 12 de abril de 2013

Está bien, cooperen y vivan afuera


Números 32:4-19;30,31
“Porque no tomaremos heredad con ellos al otro lado del Jordán ni adelante, por cuanto tendremos ya nuestra heredad a este otro lado del Jordán al oriente. mas si no pasan armados con vosotros, entonces tendrán posesión entre vosotros, en la tierra de Canaán. Y los hijos de Gad y los hijos de Rubén respondieron diciendo: Haremos lo que Jehová ha dicho a tus siervos. No nos hagas pasar el Jordán". 

Los de Rubén le dijeron a Moisés que no querían entrar a la tierra prometida. Eso significa, actualizando el texto,

(1) aquellos que no quieren entrar a lo que Dios ha prometido, y eligen lo que es bueno y está cerca de la promesa, pero que no es parte de ella, las bendiciones que la promesa tiene a su lado, pero no lo que por la Palabra de Dios se ha dado;

(2) también ejemplificas a lo que son muy útiles y ayudan a los que heredan la promesa pero no la desean para ellos (para otros sí) y al fin se salen y viven siempre afuera. Eso hicieron los hijos de Rubén, ayudaron a otros pero no se quedaron con el resto del pueblo de Jehová, y dijeron, "no nos hagas pasar el Jordán", o sea, para hoy, "no nos obligues a convertirnos, cuenta con nosotros, te apoyaremos en todo porque deseamos tu éxito como si fuera el nuestro, martillaremos las tablas del arca y la pintaremos, y la dejaremos bonita pero no subiremos a ella, prestaremos nuestra tumba para Jesús pero no moriremos con él, nuestra herencia está del lado de acá y no negamos la del lado de allá para los que buscan la promesa, pero preferimos esta". ¡Cuántos familiares nuestros solícitos y bien dispuestos nos ayudan en la obra de Dios pero no quieren vivir dentro de la promesa; entran y salen, y se quedan afuera!  

(3) también representan aquellos que siguen siendo parte del pueblo de Dios pero deciden no formar parte íntegra del mismo, tienen el mimo Dios, ayudan, pero prefieren por conveniencia y por gusto no habitar con los hermanos y “estar juntos y en armonía” y no ser “añadidos a la iglesia” local. Oramos por ellos. El Señor les dijo “está bien, cooperen y vivan afuera si así es vuestro gusto”.