viernes, 14 de diciembre de 2012

Jesús no respeta las barreras étnicas


Juan 4:9
Entonces la mujer samaritana le dijo: ¿Cómo es que tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana? (Porque los judíos no tienen tratos con los samaritanos.)”. 

Le querría decir: “Me asombra que me trates, pero me agrada. ¿Me pides a mí un favor? De inmediato te lo hago. Si tú quiebras los prejuicios que tienes conmigo yo también quiebro los míos; estableceremos una intercomunicación. Si tú te sales de tu cultura yo me salgo de la mía. Platiquemos”.

Sí, también hay hermanos de la misma iglesia que no se tratan entre sí, como si no fueran judíos de corazón. Jesús rompió los prejuicios sociales; tú Señor rompes los convencionalismos sociales, rompes los odios y no respetas las barreras étnicas

No se hizo samaritano ni tenia demonios (7:20; 8:48, 52), no compartía con ellos los errores en la adoración ni tenían el mismo canon bíblico, sin embargo obvió esas culturales y religiosas diferencias, limitaciones, y en la población de Sicar, samaritana, les empezó a saltar a todos agua viva de sus corazones.