jueves, 20 de noviembre de 2014

Tus oraciones suben y bajan

Apocalipsis 8:1-5
Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas. Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono. Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos. Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto".

Aunque tantos símbolos esconden casi completamente a mis ojos el mensaje del profeta y no tengo habilidad para usar el contexto en su interpretación, veo algo bien claro, que las oraciones de los santos llegan a la presencia de Diosnuestro Sumo Sacerdote las usa en su ministerio celestial (He. 7: 25). ¿Sabías eso? Pues entonces, ora más, ya que cuantas  más oraciones lleguen al cielo, más respuestas vuelven a la tierra. Todas nuestras oraciones alcanzan la altura del cielo, son purificadas e inmediatamente bajan respondidas. Es una visión completamente judía para la iglesia cristiana, para evitar la apostasía de los judíos cristianos. Es una misericordia de Dios hablarles a ellos en sus propios términos; el Cordero es colocado dentro de un esquema judío. Apocalipsis es un libro para judíos cristianos, quizás con menos éxito, o facilidad para leerlo, que Hebreos.