jueves, 2 de agosto de 2012

http://a57.foxnews.com/global.fncstatic.com/static/managed/img/fn2/video/190/107/072712_an_chickfila_640.jpg

Tomado de Fox News
"Hay algo acerca de la pública flagelación de la cadena de restaurantes Chick-fil-A por parte de oficiales del gobierno que parece un ataque infernal de los legisladores para destruir esa compañía americana simplemente debido a las opiniones personales de su dueño. Los demócratas en más de una docena de ciudades han atacado a esta compañía golpeando a su dueño y llamando a un boicot contra la expansión de esos restaurantes en lugares como Chicago, Filadelfia, Boston y San Francisco
“El único crimen de Chick-fil-A es que la familia dueña suscribe las enseñanzas de la Santa Biblia, y afirma que el matrimonio consiste solamente en la unión entre un hombre y una mujer.
“Al presidente de Chick-fil-A Dan Cathy lo han llamado fanático, homofóbico. El alcalde de Washington, DC, acusó a la compañía de “vendedores de pollos con odio”.  El concejal de la ciudad de Filadelfia Jim Kenney propuso una resolución para condenar la compañía y su presidente.
‘Este individuo en particular es rabiosamente homofóbico y quiere negar a los americanos los derechos civiles que disfrutan’ dijo Kenney ‘Este vicioso asalto del ala izquierda contra la compañía Chick-fil-A debe constituirse en una alarma a todo el pueblo de la fe’

“Se divisa los esfuerzos que están caminando para destruir completamente a Chick-fil-A en todo el país. Grupos de estudiantes están lanzando campañas similares dentro de las universidades y de los campos universitarios. Parece que están completamente desquiciados en relación con lo que tiene que ver con la mayoría del pueblo americano, y es el hecho de que esta compañía tiene miles y miles de empleados.

“Y con el desempleo girando alrededor del 8. 2% tres se puede imaginar la clase de mensaje que los demócratas están tratando de enviarle a la nación. Quizás para el partido del presidente Obama es mucho mejor estar desempleado que tener una posición en contra del matrimonio de homosexuales. Los cristianos americanos están enfrentando tiempos difíciles. Los valores de nuestra nación están siendo asaltados. La libertad religiosa está siendo minada. Vivimos en un tiempo ahora en que a lo correcto se le llame equivocado y a lo equivocado se le llama correcto.

“Éstos terribles y viciosos ataques de los izquierdistas contra la compañía Chick-Fil-A, repito, debe ser una alarma que despierte al pueblo de la fe. No se trata solamente acerca de un sandwich de pollo. Se trata acerca del futuro de nuestro país. Cada individuo tiene el derecho si come uno come pollo, pero ningún funcionario del gobierno tiene el derecho para restringir cualquier organización de expansión basado solamente en el hecho de sus puntos de vistas personales o los de sus dueños. Eso dijo Leih Anderson, presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos. Es claramente una indicación de discriminación y de los intentos para marginar los valores religiosos y que no tengan lugar dentro de la democracia americana.

“Aquellos que predican constantemente sobre la tolerancia, se muestran que son los menos tolerantes. Sospecho que el concejal Kenney habló por boca de muchos que de una forma no tanto sutil amenaza a individuos que son como Dan Cathy que están a favor del matrimonio tradicional, entre un hombre y una mujer. Si realmente el cree lo que dice creer, tiene derecho para creerlo. Dijo. Pero por esa cosa hay que pagar un precio. En otras palabras el concejal Kenney quiere taparle la boca a todos los que no piensan como él, por supuesto por eso tiene que pagar las consecuencias. Pastores a través de todo el país han hecho referencia a este ataque contra la compañía privada de Chick-fil-A pero ninguno ha sido tan elocuente como con cuánta pasión el pastor Charles Lyons de la Iglesia Bautista Armitage de Chicago lo ha hecho.

“El pastor Lyons ha llamado a una rectificación al alcalde Rahm para que reconsidere lo que ha dicho en contra del pueblo de fe. Chick-Fil-A, dijo él, que no reflejaba los valores de la ciudad de Chicago. Esa declaración ha dejado pensando a los cristianos si en realidad ellos son bienvenidos en la Ciudad de los Vientos. Esto fue lo que dijeron, "señor alcalde no nos despida, no nos trate sin respeto nosotros también pertenecemos a Logan Square, nosotros también somos parte de Chicago".

“Esto lo dijo amonestandolo sin gritos ni señales de ira. Estas declaraciones públicas fueron grandemente aplaudidas y por aquí y por allá se podía escuchar algún amén. Fue una forma para nada sutil de avisar a los líderes de la ciudad sobre esas consecuencias. Y de forma muy hermosa el pastor de la Iglesia Bautista Armitage dijo que si llegaban hasta la puerta de la iglesia y los recibiría con mucho respeto en la puerta con una copia de la Sagrada Escritura en una mano y en la otra una copia también de la Constitución de los Estados Unidos de América.

“Presten atención, pueblo de fe. Grandes nubes negras se aproximan sobre nuestra nación. Ya los vientos de la intolerancia comienzan a soplar. Una gran tormenta se avecina. Sentimos que vienen días de persecución sobre nosotros".

Todd Starnes es un corresponsal radial de Noticias Fox.

Y en toda la nación, ayer día 1 Agosto largas líneas, o colas, se formaron dentro y fuera de la cadena cristiana, Chick-Fil-A. Mi esposa y yo fuimos allá a almorzar juntos, a respaldar los principios cristianos atacados en este país por una minoría que tiene mucho dinero y poder. El restaurante estaba lleno, tanto de jóvenes como de personas mayores. Y de este modo, aunque casi ignorado el suceso por la prensa estadounidense, donde este mismo artículo no se encuentra en las primeras páginas de ningún rotativo sino en el interior y bajo el título de opiniones, quiere decir casi escondido. Y observe que no aparece ninguna foto de la multitud de personas que hacían las largas colas en los restaurantes, sin embargo, el pueblo americano demostró que todavía cree en los valores cristianos, en la libertad cristiana y en el matrimonio heterosexual.