martes, 15 de septiembre de 2015

Sí conviene casarse

Mateo 19.10-12
Le dijeron sus discípulos: Si así es la condición del hombre con su mujer, no conviene casarse. Entonces él les dijo: No todos son capaces de recibir esto, sino aquellos a quienes es dado. Pues hay eunucos que nacieron así del vientre de su madre, y hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres, y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba”.


Ni pienses quedarte soltero si no tienes ese don. No se debe uno casar diciéndose para sí: “Si esto no funciona me divorcio”. El matrimonio hay que hacerlo funcionar. Es como cuando uno compra una casa, si algo se rompe hay que arreglarlo, y lo mismo que si se compra un auto, si algo se descompone se arregla, pero nunca quemar la casa o su auto cuando si se arregla sigue en pie. Es bueno ir al matrimonio pensando en criar hijos, abrazar nietos y envejecer juntos, pase lo que pase, con un corazón cristiano. En cuanto al voto de soltería perpetua, es un don de Dios no una imposición eclesiástica a hombres y mujeres que no son capaces de dominar su cuerpo y ponerlo por servidumbre. Sí conviene casarse, tiene mucha ventaja, con todo y todo.