martes, 12 de noviembre de 2013

Grandes Iglesias Ateas


 Los Angeles-Los Angeles (AP).

“La Asamblea Dominical fue inaugurada en Los Ángeles y atrajo a más de 400 presentes, todos los reunidos afirmaban ser no creyentes. Una reunión similar ocurrió en San Diego, en Nashville, New York y otras partes en Estados Unidos que ha atraído a cientos de ateos buscando camaradería en una congregación sin el ritual de la religión. El culto dominical parecía un culto cualquiera en una de las grandes iglesias. Cientos se habían reunido por más de una hora para cantar, el sermón fue muy inspirador, y la lectura verdaderamente reflexiva. La única cosa que allí faltaba era Dios. Los fundadores han sido dos, un británico llamado Sanderson Jones y Pippa Evans. Su fin es levantar cientos de congregaciones ateas alrededor del mundo.
“Ellos no critican a los creyentes pero quieren encontrar una forma de reunirse similar, comprometida en la comunidad y hacer presente y más visible su presencia dentro de una sociedad dominada por la fe. A Jones se le ocurrió por primera vez la idea cuando salía de una iglesia después de haber escuchado un coro de Navidad.

“Había mucho en todo ello que me gustaba, pero sin embargo en el fondo del asunto yo no creía en lo que escuchaba”, afirmó Jones. “Si usted piensa sobre una iglesia, hay muy pocas cosas que sean malas en ella. Sus cantos son magníficos, lo que se habla es interesante, piense por ejemplo en el esfuerzo que hacen para que usted mejore su vida y esté capacitado para ayudar a otras personas, y sobre todo haciendo eso le ayuda a tener una maravillosa relación con los demás. ¿Qué parte de eso no es buena?”.

“El movimiento revela que nuevos estudios dentro la sociedad americana muestran que muchos se están desconectando de cualquier afiliación religiosa. La agencia de encuestas Pew Forum  ha dicho en un estudio del año pasado y ha encontrado que el 20% de los norteamericanos no tienen ninguna afiliación religiosa, y eso significa un aumento desde el 15% hace cinco años. La encuesta afirma que esas cifras comprenden a personas que creyeron en Dios pero no tuvieron ninguna conexión con la religión organizada y también a personas que se consideran a sí mismas como “espirituales” pero no religiosas.

"En Estados Unidos existe la creencia que si usted no es religioso tampoco es patriótico. “Somos buenos padres, también somos buenos ciudadanos como ustedes (los religiosos) y vamos a empezar una iglesia atea para probarlo”.

“Cientos de ateos y curiosos se amontonaron en un auditorio en Hollywood para un ruidoso servicio debido a la música, momento de reflexión y de “mensajes espirituales”. Durante el servicio todo el público se puso de pie y palmeaba canciones como “Apóyate en Mi” “Ahora Sale el Sol” y otras que sustituían a los coros e himnos evangélicos. La gente reía, se saludaban unos a otros, le daban las manos a los que tenían cerca y aplaudían cuando se anunciaban los planes de la comunidad y servicio proyectado próximamente para la ciudad de Los Ángeles. Cuando se terminó la reunión voluntarios con cajas de cartón en la mano recogían ofrendas mientras tanto se servía café y pasteles y los niños jugaban en el piso”.

 _________________
¿Qué le parece eso? Ateos formando iglesias. Y estos señores tuvieron la idea precisamente ¡saliendo de una iglesia después de un servicio navideño! El proyecto no parece un ataque directo a la religión, sino que ella con todas las cosas buenas que tiene, no son suficientes para crearles la fe en Dios. Arribaron a la conclusión que las mismas cosas buenas que se hacen en la iglesia podrían ellos hacerlas en iglesias donde todo eso se incluyera excepto Dios. Y así lo han hecho.

Pero ¿por qué pasa eso? ¿Cómo es que va aumentando el número de personas que insatisfechas en el fondo con la religión deciden extraer de ella lo humano y social que contiene pero abandonarla? Por supuesto que enseñar desde el púlpito continuamente a hacer el bien, a convertir a las personas en mejores ciudadanos, en mejores padres, y más serviciales vecinos, en ser más humanos, haciendo buenas obras, no sólo no es suficiente el asunto como para ocupar la prioridad en los púlpitos y en las clases de la iglesia, sino que eso es secundario, y en última instancia el producto de cosas mejores que tienen que ver con las doctrinas de la fe.

Esta gente atea prefiere llamarse espiritual pero en otro sentido, no en un sentido evangélico que tenga que ver algo con Jesucristo. Eso pasa por la desconexión que hay entre el púlpito y la Biblia. Sí, es cierto que ella se cita, se usan pasajes muy alentadores para ayudar a las personas a que salgan del culto inspirados, pero sin el meollo mismo del mensaje del Señor, sin doctrinas, si exposición bíblica, sin un estudio profundo de las palabras del Señor. La Biblia dice “dijo el necio en su corazón no hay Dios”. Para ser ateo hay que estar ciego, y ciego son los que en la creación misma no ven a Dios, y sordos son los que escuchando la exposición reflexiva, práctica y espiritual de la palabra de Dios, no la oyen y no la creen.

Un ateo podrá entrar a una iglesia donde se explique la palabra del Señor con el poder del Espíritu Santo, pero seguramente saldrá de allí quizás enojado, discutiendo, protestando, pero no se dormirá ni saldrá jamás igual que como entró. Si las iglesias y sus ministros en lo que siguen pensando es nada más es en hacer grandes iglesias y para ello abandonan la exposición bíblica y las doctrinas de la salvación, la obra de la creación, el significado de la muerte de Jesucristo, la vida de nuestro Señor, y con ese sagrado libro en la mano no resuelven las dudas e incertidumbres que existen en la sociedad, por supuesto que tendrán por ahora grandes iglesias pero en el futuro, nada. No dejarán al pasar, ningún rastro histórico beneficioso sino decepción.  Lo principal de una congregación no es hacer a la gente buena, que mejore sus obras, sino que crean en Dios, que amen a Dios, que comprendan a Dios, que entiendan al Señor Jesús, que piensen en sus pecados, en la justicia y en la misericordia de Dios, en el juicio final.

La escatología de esa manera, no solamente bonita, sino estremecedora, debe formar parte de los mensajes del púlpito y de las enseñanzas a los niños y a los jóvenes. No basta con conciliar los matrimonios entre ellos mismos si no en salvarlos. Que sean buenos cristianos y así las dificultades entre ellos se resuelven. A los jóvenes no solamente proveerles entretenimiento, películas, salidas al campo, comidas, recreaciones, sino también instruirles en la pureza y en la santidad. Que manejen doctrinalmente la Biblia. que conozcan los principales puntos de la teología. No son viajes lo único que ellos necesitan o fraternidad sino un acercamiento al Dios vivo.

¿Qué le faltaba a que el culto, o celebración navideña donde asistieron estas personas? La presencia de Dios. Tal vez se mencionó a Dios. El templo estaba repleto y los directores del programa salieron felicísimos por la multitud que acudió a presenciar el espectáculo, que espiritualmente, quiero decir en el sentido de la salvación reportó poco o nada, sino felicidad y un buen tiempo. Los pecadores, iguales, el ateo cuya necesidad es quizas más de reflexión que de emoción, tal vez igual, sin creer en Dios, o por lo menos dudando si hay o no hay Dios. Y si es nada más que música, el diablo se muere de risa y se va satisfecho por el truco.