sábado, 10 de marzo de 2018

Si Baal, Alá y Jehová, son dioses



JUESES 6:25-32
Aconteció que la misma noche le dijo Jehová: Toma un toro del hato de tu padre, el segundo toro de siete años, y derriba el altar de Baal que tu padre tiene, y corta también la imagen de Asera que está junto a él; y edifica altar a Jehová tu Dios en la cumbre de este peñasco en lugar conveniente; y tomando el segundo toro, sacrifícalo en holocausto con la madera de la imagen de Asera que habrás cortado. Entonces Gedeón tomó diez hombres de sus siervos, e hizo como Jehová le dijo. Mas temiendo hacerlo de día, por la familia de su padre y por los hombres de la ciudad, lo hizo de noche. Por la mañana, cuando los de la ciudad se levantaron, he aquí que el altar de Baal estaba derribado, y cortada la imagen de Asera que estaba junto a él, y el segundo toro había sido ofrecido en holocausto sobre el altar edificado. Y se dijeron unos a otros: ¿Quién ha hecho esto? Y buscando e inquiriendo, les dijeron: Gedeón hijo de Joás lo ha hecho. Entonces los hombres de la ciudad dijeron a Joás: Saca a tu hijo para que muera, porque ha derribado el altar de Baal y ha cortado la imagen de Asera que estaba junto a él. Y Joás respondió a todos los que estaban junto a él: ¿Contenderéis vosotros por Baal? ¿Defenderéis su causa? Cualquiera que contienda por él, que muera esta mañana. Si es un dios, contienda por sí mismo con el que derribó su altar. Aquel día Gedeón fue llamado Jerobaal, esto es: Contienda Baal contra él, por cuanto derribó su altar”. 

Era llamado no sólo para liberarlos de los madianitas sino para quitarles la idolatría; el Señor le instruyó para que comenzara por su familia porque su padre era uno de los principales adoradores de Baal en la ciudad, pero era un hombre insensato en la religión y con su familia (vv.29-32). Pongamos su honor y sus intereses en sus manos y contienda y los defienda por sí mismo. Ninguna religión debe ser defendida por sus adoradores (con la espada) sino por el Dios que adoran. Es una pena que por causa de la religión se pierdan los sentimientos familiares. Joás dijo que no, si su hijo pecó contra Baal él se vengue de ese pecado. No se separe el padre del hijo. Si se hubiera seguido ese principio, se hubieran evitado millones de muertos y torturas, pero los hombres se vuelven fanáticos y se adueñan de la religión. Eso no era "contender por la fe". Jesús desarmó a Pedro y así le quitó las armas a la iglesia para que no peleara con ellas por él (Jn.18:10,11). En los momentos del NT mejor es derribar esas cosas con argumentos (2Co.10:3-6). Y si Alá es Dios que contienda él con los cristianos y no sus adoradores que los masacran con bombas, o los decapitan.