domingo, 7 de agosto de 2016

No hagas la voluntad de Dios a tu manera


GÉNESIS 27:44-46
" y mora con él algunos días, hasta que el enojo de tu hermano se mitigue; hasta que se aplaque la ira de tu hermano contra ti, y olvide lo que le has hecho; yo enviaré entonces, y te traeré de allá. ¿Por qué seré privada de vosotros ambos en un día? Y dijo Rebeca a Isaac:Fastidio tengo de mi vida, a causa de las hijas de Het. Si Jacob toma mujer de las hijas de Het, como éstas, de las hijas de esta tierra, ¿para qué quiero la vida?".

Aproximadamente fueron 40 años los que Jacob estuvo fuera de la casa de sus padres, y se cree que cuando regresó ya Rebeca estaba muerta. No fueron pocos sino muchos, más de lo que ella imaginó, y en la práctica se quedó sin los dos hijos por tratar de hacer la obra de Dios a su manera. Cuando Dios promete alguna cosa él dirá cómo ha de hacerse y proveerá los medios y las circunstancias para que se hagan conforme a su voluntad sin necesidad de apelar a inventos propios y sutilezas engañosas que no son directamente aprobadas por Dios. Es cierto que ella estaba cumpliendo el propósito de Dios pero así como lo planeó no fue la mejor forma de hacer su plan, porque las formas y los medios que se empleen para hacer lo que Dios quiere no deben ser  retorcidos y fraudulentos como este.