miércoles, 20 de diciembre de 2017

Satanás aborrece que actuemos con sentido común


ROMANOS 12:1        
"...Dios, que es vuestro culto racional".  

 O, también traducido, “vuestra adoración lógica”. Si nuestra razón estuviera libre de pecados, por ella hallaríamos a Dios. En tiempo del apóstol Pablo generalmente se aceptaba la filosofía que el pecado era solamente contra el cuerpo, que no tocaba para nada el espíritu. No creían en la resurrección. Pablo en cambio enfatiza la santidad corporal (1Co.6:18-20). Y satanás aborrece que actuemos de forma racional, con sentido común, orientados por la Palabra de Dios y “aprobando lo mejor” (Flp.1:9,10). Ese ángel caído quiere que actuemos más por instintos y obsesiones mentales, y nos comportemos como animales irracionales (Jud.1:10), como “malas bestias” (Tit.1:12). 

Es lógico creer en Dios. El método de Dios primero es poner la verdad en la mente y después en las emociones del corazón, pues dice, “por lo cual, este es el pacto que haré con la casa de Israel, después de aquellos días, dice el Señor: pondré mis leyes en la mente de ellos, y sobre su corazón las escribiré; y seré a ellos por Dios, y ellos me serán a mí por pueblo” (He.8:10). Apelar a las emociones de un auditorio sin haberle puesto conocimientos en la mente, es manipulación y lo que se obtiene es el fanatismo y discípulos sin raíces, cristianos temporales.